Compras inteligentes en Liquidaciones

Pensar, comprar, ganar

POR CAROLINA AUBELE / ESPECIAL PARA BUENA VIDA DIARIO CLARIN

Esta época de descuento en ropa y accesorios requiere mantener la cabeza fría para no tentarse, "porque está barato", con aquello que nunca se usará. Algunos consejos para aprovechar el momento sin equivocarse.


En el ojo clínico para encontrar prendas excelentes a increíbles precios está el arte de la compra inteligente.

Para encontrar lo que nuestro guardarropa necesita, como siempre es recomendable comenzar por pensar en lo que nos falta.

El guardarropa es una sinergia de engranajes, las piezas clave son las que hacen que podamos usar más lo que ya tenemos y nos permiten armar muchos conjuntos. 
Lo ideal para estas claves, que son los básicos esenciales del guardarropa, es que sean de muy buena calidad, colores básicos de la paleta que nos favorece y con diseños contemporáneos, pero sin tanto detalle de diseño, que no griten muy fuerte en el lenguaje no verbal de la imagen.
 
Podemos aprovechar para adquirir prendas y artículos de marroquinería de primeras marcas que nos resultan muy caras en temporada, permitirnos entrar en tiendas de marcas o diseñadores que suelen estar fuera de nuestro presupuesto y sorprendernos seguramente con prendas a precios que pagamos habitualmente, pero tres veces mejor en materiales y diseño.

En invierno, las prendas más abrigadas, como tapados de lanas nobles, suéteres finos de cashemere, botas de calidad, por ejemplo, suelen tener descuentos al poco tiempo de iniciarse el frío en serio, cuando son más necesarias.
Incluso si compramos botas al final del invierno nos aseguramos de arrancar el próximo con esa necesidad resuelta.

Es importante apreciar la atemporalidad de la ropa y priorizar lo que nos queda bien, la calidad, y que lo que elegimos sea compatible con nuestro estilo y nos ayude a agilizar el vestirnos a diario. 

Hay quienes de una forma muy inteligente tienen guardarropas espectaculares y únicamente compran en liquidaciones.

En el período de rebajas existen prendas de la estación que acaba de pasar y también propuestas de ropa de media estación. Estas últimas son ideales porque las usamos todo el año. 

Podemos aprovechar para comprar otros ítems clave, como zapatos de noche negros , sobres, carteras, accesorios en general, sastrería, jeans, chaquetas de cuero, piezas que perduran y que de por sí son caras. 

Lo ideal es salir de compras con tiempo, las compras rápidas e impulsivas en liquidaciones suelen estar respaldadas por la idea: “Total, no salió caro”. Para comprar con inteligencia hay que pensar y decidir. 

Para no marearse
Establecer un presupuesto, ya sea con efectivo o tarjetas, y tomarse en serio el desafío de hacerlo rendir al máximo.

Los colores que nos favorecen son los puntos de atención en la tienda. Hay que ir a ellos, todo lo demás no está en las opciones. 

Cuando entramos al lugar, identificar las texturas y tipos de prendas que buscamos, por ejemplo, blazers de media estación. Ir directamente al perchero donde están ahorra tiempo y dinero.
Las rebajas tienen su estrategia de venta. Detrás del despelote de las tiendas, en la confusión, la gente compra más e incluso hay lugares que dejan todo desordenado a propósito para dar la sensación de que es más barato aún.

Separar todo lo que nos interesa, probarlo y hacer una primer selección.

Antes de ir a la caja, volver a ver todo lo que estamos por comprar y pensar nuevamente si lo vamos a usar, si nos sirve para armar más conjuntos con lo que tenemos. Si dudamos mucho, la respuesta es no. 

Analizar en base al presupuesto cuáles son las prioridades.

Es preferible comprar pocas piezas realmente buenas a caer en la trampa de sentir que compramos muchas cosas por el precio de pocas.

Las “shopaholics” es preferible que vayan de compras con efectivo bien guardado y dejen las tarjetas en casa.

Superar la tendencia a ver las cosas más lindas porque son muy baratas. Eso no sirve. Lo que no nos queda bien, lo que no vamos a usar queda desterrado, por más bajo que sea el precio. Si no lo usamos nunca, es carísimo en proporción.

En nuestro corazón, cuando miramos algo que estamos por comprar, sabemos si lo vamos a usar o no, sabemos también si es una de esas cosas que un año más tarde seguiremos extrañando por no haberla adquirido.

Tiempo de oportunidades.

La autora es diseñadora de moda y asesora de estilo, autora de los libros Secretos del Vestidor y Secretos del Vestidor para Embarazadas (Editorial Aguilar), www.carolinaaubele.com; www.maisonaubele.com

Comments

Popular Posts