Para vernos mejor en traje de baño

En la orilla o la pileta

POR CAROLINA AUBELE / ESPECIAL PARA CLARIN

Foto: Vogue - Jennifer Lopez

Con el verano, también llega el desafío del cuerpo al descubierto. Ya no hay tiempo para tratamientos mágicos , especulaciones de “voy a…” ni actividad física que en unos meses cause grandes efectos. Tenemos el cuerpo  que existe hoy.

Como siempre, es preferible asumir la responsabilidad y hacer buenas elecciones para vernos mejor que caer en la culpa y el autocastigo por tal vez no haber hecho lo imposible para vernos al máximo de nuestro potencial.
 
Como primera medida, es importante asumir lo hermoso que tenemos para mostrar, nuestros puntos fuertes para realzarlos y, con respecto a lo que no nos gusta tanto, sacarnos de encima la presión de tener que mostrarlo, sobre todo con tendencias actuales como los shorts, minis, espaldas escotadísimas y triquinas, que son para cuando nos sentimos seguras de que nos quedan excelentes. De lo contrario, son un sufrimiento. 

Hay infinitas posibilidades para vernos muy bien en verano.

Cuidar la piel es muy importante, ya que es lo que más se ve, incluyendo manos y pies impecables.  

La ropa y los accesorios, de telas livianas, en materiales frescos y naturales como el algodón, lino, bamboo entre los mejores. Es mejor evitar los sintéticos, que pueden hacernos parecer sofocaas.

La buena elección de un traje de baño es una de las llaves para sentirnos mejor en la playa, piletas y actividades que lo requieren. 

Para elegirlo, podemos comenzar por analizar las proporciones del cuerpo en general. Quienes tienen piernas cortas (no significa necesariamente de baja estatura, sino en relación con el torso), ganarán con trajes de baño cavados, que estiran las piernas. 

En estos casos, es mejor elegir un dos piezas porque el enterizo transforma el torso en un bloque muy grande de color y se ve aún mas largo.

Las personas con espaldas grandes, sobre todo más anchas que las caderas, tendrían que evitar los escotes y breteles con líneas en V, ya que tienden a agrandarla aún más. Les convienen los cortes horizontales en la parte inferior, que agrandan la cadera y compensan las proporciones, si es que el tipo de cadera lo permite. Convienen los strapless o los breteles que pasan o se atan detrás del cuello tipo Halter, y las espaldas cruzadas o tipo competición.

Las mujeres con mucho busto necesitan corpiños que lo sostengan, armados sin relleno, que logren una forma definida. Tienen que ser cómodos, recordemos que lo que sostiene el busto es el calce horizontal del corpiño y no los breteles.

Si el las caderas son anchas, es preferible evitar las líneas, cinturones, volúmenes y volados,  cortes horizontales a la altura de la cadera. Favorecen los tonos oscuros, como negro, azul oscuro, berenjena, gris topo, marrones tabaco y café.

Líneas horizontales en el diseño del traje de baño, bombachas a la cadera bien rectas, bombachas tipo retro más bien horizontales y cavados rectos sin líneas curvas ensanchan mucho las caderas. Pero hay que cuidar que por el afán de tapar no  de a veces por tapar no se atente contra la estilización de la figura.

Si se tiene poco busto, hay más posibilidades de elegir el soutien favorito. Los más sentadores son los triangulito, los bandeaux, que en general tienen detalles de diseño.

Con respecto a las texturas y colores, recordemos que los tonos claros , flúo, estridentes y brillos tienden a agrandar la silueta. Si no te quedan bien en un traje de baño entero, se pueden utilizar en accesorios o prendas sobre el traje de baño como blusas, shorts, vestidos, túnicas y camisas.

Muchos trajes de baño ajustan, caso en el cual es mejor estirar los elásticos ya que suelen crear rollos no merecidos. Para lograr darles más expansión, se puede utilizar la planca caliente estirando de a poco y protegiendo la prenda con un trapito suave, para que las fibras sintéticas o elásticos no se queden pegados. Esto hay que hacerlo de a poco e ir probando.

Otra opción es dejar una noche la bombacha mojada estirada en el respaldo de una silla. El traje de baño tiene que sostener, pero no ajustar.

Carolina Aubele es diseñadora de moda y asesora de estilo, autora de los libros Secretos del Vestidor y Secretos del Vestidor para Embarazadas (Editorial Aguilar).
www.maisonaubele.com
www.carolinaaubele.com

Comments

Popular Posts