Optimiza tu guardarropas como una profesional

Cita a solas

POR CAROLINA AUBELE / ESPECIAL

No es con un novio, pero casi. Evaluar con cariño nuestro guardarropa en cada temporada es una manera eficaz de armar los equipos que mejor nos queden y den seguridad.
para ver la columna en Buena Vida de Clarín: http://www.clarin.com/buena-vida/tendencias/Cita-solas_0_868713290.html

Dos veces por año, hay cambio de temporada en la moda y también lo marca el reloj de nuestro guardarropas. Primavera-verano, otoño-invierno, así se agrupan las estaciones.

El vestidor ideal es el que acompaña nuestro estilo de vida. Un mes antes del inicio de la temporada, sugiero tener un encuentro íntimo con nuestro guardarropa, un día sin interrupciones, sin teléfonos, linda música, a solas.

Una cita con nuestra imagen y lo que tenemos para crearla evitan pérdidas de tiempo y presupuestos en cosas que solamente llenan el placard y vuelven aún mas real la frase “Tengo el placard lleno de ropa y nada que ponerme”.

El objetivo es reorganizar el guardarropa y recrearlo en función de la vida real que llevamos, limpiarlo de lo que ya no nos sirve más, dejar lugar, armar nuevos looks actualizados con lo que tenemos, crear nuevas formas de usar nuestra ropa.

En esta prueba de vestuario vamos a darnos cuenta de qué necesitamos, tal vez, algunas piezas claves que van a hacer que usemos más lo que tenemos hoy. Ese guardarropa es el resultado de un acto creativo y amoroso para con nosotros.

La fecha ideal para agendar el encuentro es cuando ya están los informes de tendencias sobre la temporada que sigue, pero cuando aún hay buenas liquidaciones para aprovechar y sabemos que vamos a tener aunque sea un pequeño presupuesto disponible para compras.

Previo a la cita, es bueno ver en que sintonía está la moda y cuántas ganas tenemos de darle mayor o menor importancia, pero una noción de actualización es buena, para esto podemos ir chequeando tendencias o incluso looks de personas reales que nos inspiran y buscarlas en internet, hacer alguna carpeta en la computadora que diga “Mis looks” es bueno para espejar afuera estas ideas. 
El objetivo es siempre afianzar el estilo propio y refrescarlo con pequeños toques, tomando como base formas y colores que nos benefician.

Música, buena temperatura y si es temprano, para aprovechar el día, mejor comenzamos por ver prenda por prenda incluyendo los cajones más remotos, seleccionando lo que sabemos que no usamos hace más de dos años y que sabemos que no vamos a volver a usar.

Apartar todo lo que es dudoso afuera del sector guardarropa. Con lo que nos quedamos, empezar a armar conjuntos para cubrir las necesidades reales de nuestra vida, trabajo, fin de semana, campo, vacaciones, citas, fiestas, cócteles, asados, deportes especiales, lo que personalice la vida de cada uno, con creatividad, encontrándole nuevos potenciales a lo que tenemos, y por sobre todo una mirada fresca como si estuviéramos viendo lo que tenemos por primera vez.

¿Cuántos usos pueden tener? Es un buen momento también para definir looks que en imagen llamamos “exitosos”: son los conjuntos con los cuales, ante la duda, nos sentimos muy bien y seguros. Esos que el día en que nos levantamos indecisos, nos permiten vestirnos rápido, sin tener que pensar.

Los olvidadizos pueden sacarse fotos como registro.

En esta prueba, veremos que hay cosas que faltan para poder armar más conjuntos, tal vez, algunos esenciales de guardarropa o, simplemente, más blusas para ir a trabajar, sacos sport en los hombres, depende de cada uno. 
Esas piezas que faltan son las inversiones prioritarias para cuando salimos de compras, muchas veces son prendas de media estación, ideales para adquirir en época de liquidaciones.

Segunda instancia

Después de la prueba, limpiar bien todo, productos antipolillas de lavanda y volver a guardar por ítems y por colores todas las prendas.

A lo que quedó afuera habrá que darle otro destino, que puede ser donar, reciclar, arreglar, actualizar o mandar a la tintorería para que lo tiñan de negro con anilinas industriales.

Quienes estén pasando por un momento especial en relación al cuerpo, como embarazos o tratamientos para bajar de peso, cuando hagan la selección de lo que se queda o se va convendrá que tengan en cuenta la posterior reacomodación del cuerpo.
El objetivo es armar un guardarropa con opciones  para nuestra vida real hoy, pensado por nosotros y sin segundas opiniones.

Las elecciones en relación con nuestra imagen son nuestra responsabilidad y no podemos pensarla a partir de satisfacer segundas opiniones.

¿Cuáles son tus necesidades de imagen para tu vida real hoy?

La autora es diseñadora de moda, asesora de estilo y autora de los libros Secretos del Vestidor y Secretos del Vestidor para Embarzadas, de Editorial Aguilar. www.carolinaaubele.comwww.maisonaubele.com

Comments

Popular Posts